martes, 11 de marzo de 2014

Ruta Pajares (El Ruchu) - Naveo - 12 de Marzo

Cogeremos un transporte hasta el bar conocido como el Ruchu, a 4 km del puerto de Pajares, y tomaremos una pista que discurre cercana al ferrocarril (Vía de serivcio), hasta el pueblo de Naveo de Cabezón. El recorrido en su mayor parte descendente no tiene mucha dificultad y el kilometraje es apenas de 10 km. Una vez en Naveo bajaremos por la carretera del Puerto hasta Puente de los Fierros y Campomanes, para posteriormente coger el paseo hasta la Cobertoria y finalizar en el Instituto. Una alternativa tomar en Fierros la carretera de Congostinas, pasando por Bueyes, Congostinas, Linares y llegando por pista a Casorvía, Malveo y Campomanes.

 A continuación se dejan todos los detalles de la ruta (Tramo Ruchu - Naveo)


Perfil:



Se espera un día soleado con temperaturas agradables:
 Ir a la web de la AEMET


Tracks e IBP index:

Sigue el enlace y descarga el archivo (Archivo, Descargar) en tu PC y teléfono móvil o GPS.







martes, 28 de enero de 2014

Vía verde de La Pereda 29 de Enero de 2014

IES  - Mieres - La Pereda -Vía verde La Pereda - Peñamiel + Regreso




Distancia: 47.5 km

Dificultad: Únicamente derivada por el kilometraje, ya que el recorrido es practicamente llano con superficie de asfalto en su totalidad. Iremos por carreteras comarcales y vías verdes (Ujo - Mieres y La Pereda - Peñamiel). El mayor punto de interés es la vía verde de La pereda que discurre por las vías del antiguo ferrocarril de minas de Riosa (Ida y vuelta 9.3 km). Es imprescindible llevar iluminación pues algún tunel no está iluminado.

Descripción: Esta ruta, peatonal y cicloturista (BTT), transcurre por el tramo mierense de la trinchera del antiguo y entrañable ferrocarril minero de La Pereda a La Foz de Morcín, que fue inaugurado en 1921 y dejó de funcionar en los años sesenta, cuando ya era famoso entre los aficionados y expertos por su indudable espectacularidad y peculiares características. Su conversión en senda peatonal se debe a una iniciativa de la Asociación de Vecinos de Loredo (Lloreo), convenientemente secundada por el Ayuntamiento de Mieres y la Administración autonómica, que realizaron una gran inversión económica para su acondicionamiento como tal.
Nace la ruta propuesta en El Costón, caserío del pueblo de La Pereda, a la altura del antiguo taller de Hulleras de Riosa, en las inmediaciones de las actuales instalaciones de la empresa Thyssen. Se trata de un lugar de relativo fácil acceso, cercano a los apeaderos de FEVE y RENFE. En las inmediaciones existe una gran explanada que serviría como aparcamiento de los usuarios que se acerquen en vehículos por carretera a través de la N-630 y la vía local. A continuación se pasa por el caserío de La Fenosa.
Poco después del primer túnel de la línea, que hace también de puente para comunicar dos praderías hay una interesante construcción revestida de corta longitud en línea recta. Se encuentra en el primer kilómetro. Se atraviesa el caserío de El Setal y, tras un corto tramo, que incluye el paso a nivel del cementerio se llega a la amplia curva que rodea por tres lados a Loredo. Este pueblo presenta una gran potencialidad y atractivo, contando con un caserío muy característico y algunas construcciones de indudable valor; resaltan su misma disposición empinada, varios hórreos, un molino de agua perfectamente conservado, un interesante lavadero, un calero, las principales obras de fábrica de este ferrocarril, nuevas y viejas viviendas adaptadas al medio..., una tupida mancha forestal, estupendos manantiales y fuentes que atraen a muchos foráneos...

En el eje de la curva se sitúan tres obras de fábrica singulares: el mayor puente de la línea, en un impecable arco de cantería sobre el arroyo de Loredo, y dos pontones, actualmente reconstruidos con losa armada de hormigón. En el otro extremo de la curva se ubica la estación de Loredo, interesantísima construcción de planta y piso, de escasas dimensiones como corresponde a un ferrocarril de este tipo pero perfectamente rehabilitada para centro social y cultural del pueblo.

Una curva a la izquierda reintroduce el trazado por el valle del Caudal. Se atraviesan afloramientos de estratos catalogados de reconocido interés geológico y ganando poco a poco altura se alcanza Linares y el túnel 2, de cierta longitud y, como todos los siguientes del ferrocarril, perforado en roca sin revestir. Para pasarlo se necesita el auxilio de una linterna.

Tras el subterráneo, y en un paisaje de creciente espectacularidad y belleza, se accede a la tranquila y hermosa aldea de Vega San Pedro, donde se ubica el kilómetro 3 desde el origen. Poco después, tras pasar el túnel 3 —con apertura en impresionante pared vertical—, llegamos a Frechura, punto final de la ruta; aquí el entorno sobrecoge, con el río y la carretera a un nivel muy inferior, y entre muros de sostenimiento y desmontes en roca, se sitúa una plataforma que cuenta con una buena fuente; al otro extremo de este tramo está el breve túnel 4, antesala del 5, hoy tapiado para impedir el paso a Peñamiel, interrumpido por la explotación de una cantera.

A la vuelta, la ruta —toda ella un inmenso y asombroso mirador— pide detenerse y sumergirse en los indudables encantos de los pueblos que la bordean: Vega de San Pedro, Loredo —con dos bares-restaurantes donde reponer fuerzas— y La Pereda.